La píldora mágica (4)

13 preguntas que me han hecho por tener Síndrome de Tourette
7 junio, 2019
Formación a especialistas que trabajan con el Síndrome de Tourette. Segunda Convocatoria.
13 junio, 2019

¿Que tendrá el deporte que a todo el mundo le sienta tan bien?

Por supuesto, que se te pone un cuerpo estupendo. Estas más fuerte, más ágil, la ropa te sienta mejor, jeje. Además es bueno para la tensión, la osteoporosis, el metabolismo, la circulación, y un largo etcétera.

Pero ¿es el deporte una píldora mágica que cura el tourette?

Pues la verdad es que cuando practico deporte, solo o jugando en equipo, me resulta mas fácil prestar atención.

Practicar la atención mientras hago ejercicio me ayuda a estar en el presente – aquí y ahora -, a dejar que la mente dispersa se tranquilice.

Además, noto que estoy más concentrad@ en lo que hago. Incluso el tourette se convierte en observador en lugar de protagonista. No tiene tanto control sobre mi vida en estos momentos.

El deporte tiene ese punto de esfuerzo que mientras lo practicas, la mayor parte del tiempo no es muy placentera que digamos. 

Me da la capacidad de enfocarme en las sensaciones corporales desagradables, que es un elemento fundamental para trabajarlas emociones difíciles con la ayuda de mi cuerpo. 

Las emociones difíciles son para un Tourette o un familiar el pan nuestro de cada día.

¿Por qué no intentarlo? ¿Por qué no hacer un poco de ejercicio cada día o un par de veces por semana?

El milagro aparece cuando dedico mis mejores esfuerzos e intenciones en hacer algo por mejorar mi vida. Por ejemplo, ejercicio físico.

“Tan sólo juega, diviértete, disfruta del juego”
(Michael Jordan)

Comments are closed.